jueves, 14 de febrero de 2008

Saudade



La primera vez que escuche un fado fue en la casa de mi abuela. Grandes salones, muchas piezas, un patio y un comedor enorme, donde jugabamos a la pelota a pesar de los retos de la mama Inés. No se por qué; me agradaba este tipo de música, poco o nada - cuando niño - comprendía lo que decían las canciones. Desde una perspectiva actual, trato de indagar en algo que me explique la fascinación que ejercía esta música sobre mi. Sin duda, el timbre de las cantantes de fado, esa tensión más allá de lo normal y esas melodías con enorme saudade , eran algo novedoso y extraño, poco habitual en las sonoridades que hasta ese momento conocía. Ciertamente, el dramatismo interpretativo de Amália Rodrigues había logrado generar un estado casi hipnótico, que yo interpretaba o sentía - a los 10 años de edad - como algo litúrgico. Esa melancolía y nostalgia; que lograba percibir en cada melodía que escuchaba, me acercaban a un mundo que pronto tendría gran importancia para mi. El mundo de la poesía haría su entrada, a través de estos textos y armonías en mi vida.
En la actualidad comparto el gusto por otros estilos emparentados con el fado, como el tango, bolero y el flamenco. Parecería gratuito pensar en conecciones en estilos tan diversos , pero la calidad de los textos y el dramatismo interpretativo los acercan más de lo que uno piensa o alcanza a percibir. Siempre en mi base de datos musical; se encontraran cds de Mariza; Ana Moura, Cristina Branco, Dulce Pontes, Amalia Rodrigues y sin dudarlo - más de algo - de la hermosa Mísia.


Posted by Picasa

No hay comentarios: